Preguntas frecuentes

¿Qué son las Cajas de Compensación?

Son corporaciones de derecho privado sin fines de lucro, creadas para administrar por cuenta del Estado, las prestaciones de seguridad social, como las asignaciones familiares, los subsidios de cesantía, los subsidios por incapacidad laboral y por reposo maternal de los trabajadores afiliados a Fonasa. Para ello reciben una comisión por la administración de esas prestaciones que es otorgada por el Estado.

¿Quién regula y fiscaliza a las Cajas?

La Superintendencia de Seguridad Social, en cuanto a su función y actuación y la Contraloría, en cuanto a la administración de los recursos fiscales.

¿Qué distingue a las Cajas de otras entidades privadas de seguridad social?

No persiguen fines de lucro y, de esa manera, están obligadas a reinvertir sus excedentes en más y mejores prestaciones y servicios para sus afiliados y familias.

Además, son altamente “representativas”. Sus directorios son bipartitos. Están compuestos por representantes de los trabajadores y de los empleadores de las empresas afiliadas. Esto ha convertido a las Cajas en un “lugar de encuentro” y en “un nexo natural” entre empresas y trabajadores.

¿Quiénes se afilian a las Cajas?

Los trabajadores dependientes del sector privado, los pensionados, los trabajadores del sector público del sector central o descentralizado, a partir del 1 de enero de 2008, y los trabajadores independientes, desde 2012.

¿Cómo se financian las Cajas?

Los ingresos de las Cajas provienen de la venta de servicios que le prestan al Estado (que no se ha reajustado desde inicios de los 80) y a otras entidades de seguridad social, de los aportes de los pensionados, pero el grueso se genera a partir de la prestación de créditos sociales.

Los recursos provenientes del Régimen de Crédito Social constituyen la principal fuente de ingreso de las Cajas, con la cual se financian las prestaciones que se otorgan en el ámbito de la educación, salud y recreación.

¿Cómo saber a que Caja pertenece cada trabajador?

El trabajador debe preguntar en RRHH y/o Contabilidad de su empresa o contactarse vía telefónica y/o presencial con cada una de las Cajas de Compensación.

Soy trabajador, ¿Cómo me afilio a una Caja?

En el caso de los trabajadores dependientes del sector privado y público, son las entidades empleadoras las que se afilian a una determinada Caja, una vez que sus trabajadores lo deciden por mayoría en una votación y acuerdan en cuál inscribirse.

Se trata entonces de una afiliación colectiva, voluntaria y gratuita.

Soy trabajador, ¿Cuánto pago mensualmente por pertenecer a una Caja?

Nada. Ni los trabajadores ni los empleadores pagan por pertenecer a una Caja y por recibir algunos beneficios, como los bonos de escolaridad, nupcialidad, entre otros. Únicamente pagan parcial o totalmente aquellos por servicios remunerados que ofrecen las Cajas como los centros turísticos, la administración de programas de bienestar, entre otros.

Soy pensionado, ¿Cómo me afilio a una Caja?

Los pensionados sí pueden afiliarse a una Caja de manera individual y acceder a todos los beneficios que éstas les ofrecen. Para ello deben pagar hasta el 2% de su pensión, monto que es descontado al pensionado por la entidad que le paga su previsión.